Abalia consigue el recinto inteligente con la tecnología de Wizzie Analytics.

Uno de los sectores que se ha visto más gravemente afectado por la pandemia de COVID-19 es la celebración de grandes congresos. Sin embargo, actores de la talla de Fira de Barcelona han sabido adaptarse a los nuevos tiempos. Apoyándose en la tecnología de Wizzie Analytics han desarrollado un proyecto pionero en España que no solo garantiza la seguridad del visitante, sino que abre todo un abanico de nuevas aplicaciones.

Cuando en agosto de 2019 el equipo de Fira de Barcelona, se embarcó en el proyecto original, no podía imaginarse el devenir de los acontecimientos y, con ello, lo crítico que se convertiría este proyecto tecnológico para la institución ferial. Entonces, Fira confió en Wizzie Analytics y en las posibilidades de la tecnología Wizzie Data Platform (WDP), junto con su partner Abalia, para realizar el tracking de los diferentes proveedores y flotas que colaboran con ella.

Mediante el uso de unos dispositivos —tags— la solución que hemos desplegado nos ayuda a geoposicionar a nuestro personal por todo el recinto, de manera que podemos organizarlo a demanda según necesidades específicas”, explica el equipo de Fira. En suma, se trataba de optimizar el funcionamiento de su equipo profesional, que contribuye de forma definitiva al éxito de cualquiera de los salones que tienen lugar en las instalaciones.

La solución, además, aportaba funcionalidades extra como la elaboración de informes históricos a la carta (por semanas o por meses, por servicios específicos…) con los que poder analizar el funcionamiento de una manera sencilla, lo qué sumado a una visualización intuitiva, en la que incluso se puede distinguir por tipo de proveedor, supuso un salto de calidad.

La llegada de la COVID-19

Cuando en febrero-marzo estalló la pandemia de coronavirus y se procedió al confinamiento, los equipos de Fira y Wizzie se plantearon aprovechar todas las funcionalidades de la plataforma analítica de datos de Wizzie Analytics (WDP) para poder llevar a cabo la gestión de los flujos de movimientos de personas. A fin de cuentas, un evento como el Mobile World Congress puede llegar a congregar en un día a 50.000 personas.

A favor de Fira no solo se encontraba el disponer ya de una solución desplegada como la de Wizzie Analytics, sino también el poder contar con 1.500 puntos de acceso wifi repartidos por todo el recinto. Sobre el papel, el planteamiento era tan sencillo como eficaz: a través del tandem de Wizzie Analytics y la red Wifi, ser capaces de monitorizar a todos los visitantes gracias a la señal de sus dispositivos móviles.

El equipo de Fira explica que “captamos dónde se encuentran los dispositivos y de este modo podemos cumplir con la norma de destinar 2,5 m2 por persona, antes de COVID-19 eran 2 m2”. Para ello, Módulo de distanciamiento Social de Wizzie Analytics ha configurado celdas virtuales de 900 metros cuadrados —aunque su configuración es flexible— en las que se muestra el movimiento de personas por los diferentes pabellones, representándose como mapas de calor.

La arquitectura big data de la solución permite la ingesta y procesamiento de hasta 8.000 eventos por segundo, como sucede en el Mobile World Congress

El software utilizado es muy flexible, permitiendo trabajar con diferentes herramientas de visualización, cartografía y mapas geo-referenciados, no solo con el propio de Wizzie analytics (Wizz-Viss) sino también con otros como el open-source Grafana.

Por otro lado, y dado que la señal que se emplea es la de dispositivos electrónicos que se conectan a la red wifi y que muchas personas portan más de un dispositivo, la solución cuenta con un índice corrector que permite paliar las posibles desviaciones que se produzcan.

El secreto, la arquitectura big data

Según aseguraron los responsables del área técnica de Wizzie Analytics, la arquitectura big data se plantea como el quid de la cuestión del éxito de esta solución. De hecho, el ingente volumen de datos que recolectan los puntos de acceso Wifi pasa por un pipeline con toda una cadena de procesos de datos. El primero de ellos es un normalizador que permite que todos los datos en el sistema presenten el mismo formato, para, de este modo, poder trabajar con ellos y sacarles el máximo partido.

El segundo de los pasos al que son sometidos los datos es un enriquecedor, en el que se combinan mediante diferentes tecnologías para, finalmente, terminar en un correlador, que es el que se encarga de extraer métricas y pasarlo a la base de datos.

Un dato importante: todo este proceso es altamente escalable gracias a la arquitectura big data, que permite realizar la ingesta y procesar una gran cantidad de datos en segundos. No en vano, en congresos estrella de la Fira, como puede ser el Mobile World Congress, se pueden llegar a procesar hasta 8.000 eventos por segundo. Entonces, el sistema se expande elásticamente —las máquinas virtuales se multiplican automáticamente en la nube para repartirse la carga de trabajo — y es capaz de procesar toda esa información. Virtualmente, no hay límite.

El potencial de la IA

De forma paralela, y dentro del proceso de enriquecimiento de los datos captados por los puntos de acceso, en el proyecto se han incorporado diferentes módulos de inteligencia artificial (IA), con los que el sistema es capaz de aprender y detectar patrones de comportamiento, pudiendo emitir alertas y anticiparse antes de que se produzca cualquier incidencia.

Precisamente, a lo largo del viaje que hace el dato desde el punto de ingesta hasta la base de datos, uno de los procesos que se aplican son estos motores de IA que van extrayendo indicadores de rendimiento. De este modo, es posible detectar dónde se reúne la gente y predecir qué distancia puede haber en un determinado momento o zona.

Además, cuando el sistema detecta movimientos inusuales de flujos de visitantes hacia un determinado punto, es capaz de identificar qué personal es el más próximo a esa zona y enviarlo para resolver la situación, por citar un ejemplo. Por otra parte, la solución se puede integrar de forma sencilla con cualquier otro feed de datos procedentes de las más diversas fuentes, optimizándose así toda la información contenida.

La solución ya se ha utilizado con éxito durante el Bizbarcelona y el Saló de l’Ocupació, primer evento presencial celebrado tras el confinamiento

Este es el caso, por ejemplo, de lo que sucede con los sistemas de videocámaras instaladas en determinados puntos, que son capaces de detectar el número de personas que captan. Mediante API, ambos sistemas pueden interoperar entre sí, de manera que se cruzan los datos de las videocámaras con la plataforma analítica de datos de Wizzie Analytics (WDP) y es posible determinar el aforo en ese punto con mayor precisión aún.

Además, el sistema cuenta con módulos de reporting periódico con los que es posible analizar lo sucedido de manera pormenorizada, para, de este modo, evaluar qué medidas funcionan y qué es susceptible de mejorarse.

El equipo de Fira indica que la solución ya se ha comenzado a probar de manera muy satisfactoria, concretamente, en el primer evento organizado desde que se retomó la actividad presencial tras el confinamiento: el Bizbarcelona y el Saló de l’Ocupació, celebrado el pasado mes de septiembre.

De cara al futuro, el Telco Venue Manager de Fira avanza que “estamos trabajando en extender todas estas funcionalidades para no solo poder recibir el feedback de nuestros visitantes, sino también para mejorar nuestra propia gestión interna, ser capaces de optimizar la eficiencia de todos nuestros proveedores para continuar a la vanguardia del sector

Share This

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar